sábado, 17 de noviembre de 2018

Teresa Berganza: Maestra de lujo.


La oferta pedagógica del Teatro de la Zarzuela se desarrolla en tres apartados: funciones especiales para niños y/o escolares, montaje y representación de conocidas zarzuelas por jóvenes cantantes con  escasa experiencia lírica, y clases magistrales de reputados cantantes.

En este último apartado, la temporada actual (2018/19) cuenta con el magisterio de la gran señora del canto Teresa Berganza. La mezzosoprano madrileña, distinguida con muchos e importantísimos galardones internacionales, académica de Bellas Artes y, sobre todo una de las grandes cantantes del siglo XX, está ofreciendo consejos profesionales a una decena de jóvenes cantantes que tienen así una ocasión de aprehender, no técnica vocal, sino las enseñanzas que proporciona una carrera mundial, jalonada de éxitos y cimentada en el estudio, el trabajo, la seriedad profesional y el conocimiento de las propias posibilidades vocales.

Durante un pequeño contacto con la prensa, la Berganza, además de ofrecer la frescura y la gracia de su carácter, la ironía de sus opiniones, y la simpatía de algunas de sus anécdotas, ha dado unas pinceladas sobre el canto y la profesión del cantante. Ha resaltado la importancia del texto de las canciones y del teatro, sobre el que el compositor construye la música; ha incidido en  las maneras de abordar el ejercicio del canto, sin entrar en la mera técnica vocal que en este tipo de clases magistrales debe ser conocida por el asistente. En este sentido Teresa nos ha dejado un precioso titular: Cantar es sonreír.

En una cordial y distendida reunión, la Berganza se ha mostrado defensora a ultranza del patrimonio lírico español, poniendo en valor la cantidad y la calidad de nuestra zarzuela. Y ha dejado claro su deseo de transmitir a los jóvenes que empiezan, no sólo su experiencia, sino las enseñanzas que, de manera más o menos directas, tuvo ella misma del trabajo, el esfuerzo y la intuición de los más grandes directores de orquesta y de escena del pasado siglo.

Estas clases magistrales terminarán el lunes próximo, día 19, a las 18h. en la sala principal del Teatro de la Zarzuela, que estará abierto, de manera gratuita, a cuantos quieran asistir, sean cantantes o meros aficionados a la música.  Sin duda que la experiencia merecerá la pena. J.P.M.

viernes, 16 de noviembre de 2018

La casa sin luz.


La casa de Bernarda Alba. Ópera en tres actos. Texto de Julio Ramos. Música de Miquel Ortega.
Intérpretes:  N. F. Herrera.  C. Romeu. C. García. M. Nogales. B. Elvira. B. Perles. M. Martín. J. Serrano. L. Cansino.
Equipo técnico y artístico: Escenografía: Ezio Frigerio. Iluminación: Vinicio Cheli. Vestuario: Franca Squarciapino.  Dirección de escena: Bárbara Lluch. Coro Titular del Teatro de la Zarzuela. Orquesta de la Comunidad de Madrid. Asistente de dirección musical y piano: Rubén Fernández Aguirre Dirección musical: Miquel Ortega. Teatro de la Zarzuela, de Madrid, 15-11-2018.

Estreno mundial de la versión en castellano y para orquesta de cámara.

A sus 73 años de vida (desde que se estrenara en Buenos Aires en 1945), La casa de Bernarda Alba, última obra teatral de Federico García Lorca, sigue teniendo una fuerza impresionante que no se ha perdido al ser trasvasada del teatro hablado al mundo de la ópera. Esa casa, donde no entra la luz,  ni la alegría, ni la esperanza, sigue ofreciendo al espectador un catálogo intenso y variado de odios, egoísmos, venganzas, agobios, sufrimientos, obsesiones, miedos, deseos, violencia, sinsabores, ilusiones, metáforas y sugerencias. Un inventario del ser humano que durante casi dos horas mantiene en un puño la atención del espectador. Casi dos horas en las que el público, numeroso y atento, ha mostrado un comportamiento ejemplar, integrándose en el intenso drama que culmina en tragedia. Dos horas en las que la imposición de una madre intransigente lleva el peso de la acción, sin que ni las distintas reacciones de sus cinco hijas, ni la oposición a veces enérgica de Poncia, la muevan un ápice de su determinación de mantener la casa, su casa, aislada de todo y de todos.

Creo que esta Casa de Berbarda Alba transformada en ópera ha interesado al público, que aplaudió al final de la representación con intensidad, aunque no escuché los exaltados s gritos de otras ocasiones. La verdad es que para reconocer el excelente trabajo de todo el equipo no hacían falta las manifestaciones extemporáneas que otras veces nos acompañan. 

martes, 13 de noviembre de 2018

Cuatro generaciones para el canto.


Los García. Una familia para el canto.
Andrés Moreno Mengíbar. Centro de Estudios Andaluces. Sevilla, 2018. 244 págs.



Andrés Moreno Mengíbar (Sevilla, 1961), historiador, crítico musical y estudioso de la ópera, especialmente en lo que tiene que ver con su presencia en Sevilla, pone en nuestra manos un interesante volumen, redactado  con rigor pero de cómoda y atractiva lectura. Se ocupa del creador y los herederos de una escuela vocal que se extiende por cuatro generaciones: unos 150 años dedicados al canto,  cuyas enseñanzas han seguido, más o menos directamente, muchas de las grandes voces del siglo pasado.

Naturalmente esta primera biografía colectiva de tan original familiar comienza narrando la peripecia personal y profesional de Manuel del Pópulo García (1775-1906); sevillano y trotamundos exhibió su voz de tenor por los grandes teatros europeos, llevó la ópera a Nueva York, creó una eficaz técnica de canto y compuso un buen número de óperas y otras obras. Además de la descripción de su vida nómada, se dan a conocer las características de su voz y su técnica.

Se ofrecen también las biografías de sus tres hijos relacionados con el canto:

Manuel Patricio (1805-1906), profesor de canto, estudioso de los fenómenos vocales y creador del laringoscopio. Este García dio carácter y cobertura científica a las enseñanzas de su padre publicando el célebre método de canto.

María Malibrán (1808-1836), calificada en su tiempo como sublime, convertida en mito y auténtica diva romántica.

Pauline Viardot (1821-1910), también cantante de gran nivel, aunque su carácter más tímido no a llevara a las cotas de popularidad de su hermana.

Se incluyen también datos e informaciones de otros descendientes de los hijos del primer García, relacionados con la música.

Libro muy documentado, de lectura resulta cómoda y amena, incluye el catálogo completo de la producción de los García.  J.P.M.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Ópera: La casa de Bernarda Alba.

Ópera en tres actos. Texto de Julio Ramos (basada en Federico García Lorca). Música de Miquel Ortega.  Estreno: 13 de diciembre de 2007, en el Teatro de la Ópera de Brasov (Rumanía). 

LA CASA DE BERNARDA ALBA
Nueva producción del Teatro de la Zarzuela.
Estreno mundial de la versión para orquesta de cámara.

Intérpretes:
Nancy Fabiola Herrera (Bernarda Alba, la madre, 60 años).
  Carmen Romeu (Adela, hija, 20 años). Carol García (Martirio, 24 años).
Marifé Nogales (Amelia, hija, 27 años). Belén Elvira (Magdalena, hija, 30 años).
Berna Perles (Angustias, hija, 30 años). Milagros Martín (Criada, 50 años).
Julieta Serrano (María Josefa, madre de Bernarda, 80 años).
Luis Cansino (Poncia, criada).

Equipo artístico y técnico.
Escenografía: Ezio Frigerio.
Iluminación: Vinicio Cheli.
Vestuario: Franca Squarciapino.
Dirección de escena: Bárbara Lluch.
Coro Titular del Teatro de la Zarzuela. Orquesta de la Comunidad de Madrid.
Asistente de dirección musical y piano: Rubén Fernández Aguirre
Dirección musical: Miquel Ortega:

8 funciones:
(10, 11, 13, 15, 17, 18, 20 y 22 , Noviembre 2018)
Función del día 18-11-2018 transmitida por Facebook-Live (20 h. hora española).



Cartel de la Zarzuela
Desde que fuera estrenada, el 8 de marzo de 1945, en el Teatro Avenida de Buenos Aires, aunque había sido escrita en 1936, La casa de Bernarda Alba, última obra teatral de Federico García Lorca, se convirtió en una de las grandes obras de la escena española de todos los tiempos. Ha sido representada en numerosas ocasiones, dentro y fuera de España. A partir de ella se han realizado ballets (mas de 25 versiones), películas, un poema sinfónico y al menos cinco óperas (firmadas por
el italiano Renzo Rosselini (1972?), la norteamericana Karen Griebling-Long (1986), el inglés Michael F. Robinson (1997-2004), el alemán Aribert Rieman (2000) y el el neozelandés Paul Sarcich (2007-2008). A ellas hay que unir la de Miquel Ortega, la primera en castellano, que fue estrenada en diciembre de 2007, en el Teatro de la Ópera de Brasov (Rumanía). Esta producción se pudo ver después  en los festivales internacionales de Santander y Perelada y llega ahora al Teatro de la Zarzuela reescrita para orquesta una orquesta de cámara de 14 músicos, con especial presencia del piano.

jueves, 25 de octubre de 2018

Tesis doctoral: Oficio de difuntos de Victoria.,




Israel Sánchez López (Santa Cruz de Tenerife, 1973), compositor, director de coros y de orquesta, y, actualmente, director del Conservatorio Superior de Música “Manuel Castillo”, de Sevilla, ha recibido el Premio de la Real Academia de Doctores 2018, en el apartado de Humanidades, por su tesis doctoral  sobre el Oficio de Difuntos de Tomás Luis de Tomás Luis de Victoria (El officium defunctorum de Tomás Luis de Victoria (1548-1611): Historia y estudio analítico).



Tomás Luis de Victoria (.Avila, 1548-Madrid, 1611) célebre compositor del Renacimiento, completó su formación en Roma (Colegio Germánico) donde tuvo contacto con Palestrina y fue ordenado sacerdote en 1575. De regreso a España, fue nombrado capellán y maestro de capilla del Convento de las Descalzas, al servicio de la Emperatriz María de Austria, hermana de Felipe II. Su catálogo no es amplio pero está considerado como una de las cimas de la polifonía religiosa. Formado en exclusiva por música religiosa, destacan obras como el Officum defunctorum (1603),  voces , las misas Ave maris stella (1576), O magnum mysterium (1592) y Laetatus sum (1600), varios motetes y el monumental Officium hedomadae sancte (1585), destinado a la Semana Santa.

El amplio y exhaustivo trabajo de investigación de Sánchez López (dirigido por el Catedrático de Historia de la Música, Paulino Capdepón y defendido en la Facultad de Letras, de Ciudad Real de la UCLM), además de estudiar los aspectos históricos de la época,  determina el estilo musical de Victoria, analizando alguno de sus motetes más conocidos (O magnum misterium, O vos omnes … ) y, sobre todo, el Oficio de Difuntos, escrito en 1603 y publicado en 1605. Para esta importantísima obra de nuestra polifonía, el investigador analiza con todo detalle  los aspectos más variados de la composición: influencia modal, organización tonal, melodía, ritmo, contrapunto  y empleo de otros recursos técnicos,  No olvida el autor analizar el significado del texto de cada pieza, elemento importante para establecer relaciones con la música para él escrita.

El victoriano Oficio de Difuntos, a seis voces, obra fundamental de nuestro patrimonio musical recibe así un importante impulso para que pueda llegar a nuevos auditorios. En este sentido Israel Sánchez López estudia la publicación de su tesis, que se acompañará de una grabación, tomada en directo, de su interpretación de la obra al frente del Coro de la Sociedad Musical de Sevilla, en 2011, dentro del FeMAS (Festival de Música Antigua de Sevilla). J.P.M.