lunes, 24 de octubre de 2016

EL MUNDO DE LA PANTOMIMA.



El sapo enamorado.Pantomima en un prólogo y un acto. Texto de Tomás Borrás. Música de Pablo Luna. Estreno: 2 de diciembre de 1916, en el Teatro Eslava, de Madrid.  El corregidor y la molinera. Pantomima en dos escenas. Texto de Gregorio Martínez Sierra y María de la O. Lejáraga. Música de Manuel de Falla. Estreno: 7 de abril de 1917, en el Teatro Eslava, de Madrid.

Escena de "El sapo enamorado"

EL SAPO ENAMORADO
Auditorio de la Universidad Carlo III de Madrid (Leganés)
26, 27 y 28 de octubre (funciones didácticas) y 29 de octubre (función familiar) de 2016, a las 10.30 h.
Intérpretes:
Balbino Lacosta (Prólogo). Aarón Martín (Sapo). Baldo Ruiz (Adolescente). María González (Bella). Rodrigo Mendiola (Genio del agua). Mercader (Alejandro Martín). Estrella Martín (Amiga).

EL CORREGIDOR Y LA MOLINERA
26, 27 y 28 de octubre (funciones didácticas) y 29 de octubre (función familiar) de 2016, a las 12.30 h.
Intérpretes:
Estrella Martín (Molinera). Baldo Ruiz (Milenero). Ramón Merlo (Corregidor). María González (Corregidora). Aarón Martín (Garduña). Rodrigo Mendiola (Petimetre). Beatriz Oleaga (Cuco). Balbino Lacosta (Sacerdote/Guardia).

Escenografía: Juan Sanz. Iluminación: Lía Alvez. Figurines: Gabriela Salaverri. Técnico de Vídeo: Iñaki García. Supervisor de pantomimas: José Luis Sendarrubias.
Ensemble Drama!
Directora de escena: Rita Cosentino. Director musical: Nacho de Paz.


La pantomima es un género teatral que utiliza, casi exclusivamente, el gesto y la música para sus representaciones. Su origen se ancla en el antiguo teatro griego y fue muy cultivada en el siglo XVI bajo el nombre de “Comedia del arte”. En España, en las primeras décadas del siglo XX fue promocionada y revitalizada por Gregorio Martínez Sierra, en el madrileño Teatro Eslava.

Las pantomimas suelen presentar historias sencillas y básicamente basadas en temas amorosos: amores imaginados e inalcanzables, parejas que no pueden unirse por la oposición de terceras personas, amores idealizados en entornos pastoriles... Posiblemente la obra más representativa, en distintas versiones, sean las relaciones entre Arlequín y Colombina. A este género pertenecen las dos obras que reseñamos.


Las características de la pantomima otorga un protagonismo absoluto a la mímica, a la expresividad gestual de intérpretes; todo su cuerpo y la infinita gradación de sus expresiones, serán el vehículo con el que deberá contar una historia. La música acompaña, sugiere y crea ambientes. Cabe, incluso, la posibilidad de utilizar algún elemento auxiliar, pero la palabra está ausente. El espectador ha de dejarse llevar por esos gestos, por esos movimientos para entender lo que ocurre en el escenario. Además de comprender y asimilar el mensaje de la obra, podrá sacar conclusiones sobre el significado de lo que acaba de ver, conclusiones propias porque la propia obra no le “dice” todo.

El sapo enamorado. La historia de esta obra, sencilla y delicada, cuenta los deseos y desventuras de un feo sapo enamorado, nada menos que de la Bella. Además de la música, se emplean fragmentos de películas mudas que, perfectamente sincronizadas con la escena, llevan la historia de las tablas a la pantalla y viceversa. La música es muy atractiva y ayuda mucho a la comprensión de la historia.

Cuando se  estrenó, el público recibió este aviso: “se ruega la imaginación”. Y es que la imaginación del espectador es fundamental para disfrutar de este espectáculo que será una novedad para la mayoría de los espectadores.

Escena de "El corregidor y la molinera"
El corregidor y la molinera. Podemos decir que esta es una pantomima más evolucionada que la anterior al incorporar elementos propios del ballet.  Tanto es así que, tras conocerla, el célebre coreógrafo Sergio Diághilev convenció a Manuel de Falla de que la convirtiera en un gran espectáculo para sus ballets. El resultado fue el hoy famosísimo El sombrero de tres picos, que se estrenó en Londres, en 1949, con coreografía de Leónidas Massine y que, desde entonces, es una obra de conocimiento y disfrute universal.

El corregidor y la molinera, se basa en la novela de Pedro Antonio de Alarcón El sombrero de tres picos y cuenta una historia muy sencilla: Un corregidor queda impresionado por la belleza de la esposa de un molinero, y aprovechando su poder (no su autoridad) intentar conquistarla. Pero la habilidad de la mujer conseguirá evitar el asedio y dejar en ridículo al viejo y achacoso corregidor.

Ambientada en Andalucía, la música de esta obra es deslumbrante, apasionada, colorista y expresiva.

Las versiones de estas dos pantomimas se estrenaron, en septiembre de 2015, como cierre de las III Jornadas de Zarzuela de Cuenca, promovidas por la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero, en el Auditorio de Cuenda e interpretadas por los mismos artistas que la presentarán los días señalados. Para quienes pueden estar interesados, se ha comercializado un DVD grabado en Cuenca, con ambas obras. J.P.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario