jueves, 14 de junio de 2018

Canciones de Pedro Sosa.


Pedro Sosa López.
Canciones para voz y piano. Carolina Mas Orcina, soprano. Daniel García  González, pino.
AREMUS ARM III.  CD.


Pedro Sosa López (Requena, Valencia, 1887–Valencia, 1953), dedicó toda su vida a la música a través de varias actividades con ella relacionada: trombonista, director de banda, pedagogo, organizador de conciertos, director de conservatorio…, sin salir de su región y sin tener acceso a los grandes centro musicales nacionales ni a los circuitos de promoción y difusión. A pesar de ello, no deberíamos olvidar la importancia de estos hombres para su entorno; sin ellos la música culta no habría existido en esos pueblos que sólo disponían de una pequeña banda y de la voluntad y el trabajo de sus músicos. No se trata de encumbrarlos exageradamente, pero sí de reconocerles su dedicación.

El presente disco, promovido por la Asociación Requenense de Musicología, presenta una quincena de canciones, de distinta naturaleza compuestas por Sosa más para el entorno familiar y amigo que para la sala de cámara o de concierto.

No encontramos en estas melodías un estiló único o uniforme; se ven en ellas memorias del folclore valenciano, recuerdos a clásicos romances (Los mayos) y, me atrevería a señalarlo, influencias de Granados (Petrilla La rosquillera, auténtica tonadilla), e incluso de Falla (Española).  Varias canciones tuvieron inspiración religiosa: Ave María, Santa Magdalena, Himno de la misión¸ todas muestran una actitud contemplativa y serena. También destacaría un par de canciones de cuna, Duerme muñeca de cartón y Canço de bressol en las que Sousa López  expresa la mayor sensibilidad y delicadeza. Se incluye, además, un tema, Bohemia azul, de su zarzuela del mismo título, único ejemplo disponible (que sepamos) del trabajo teatral de este músico.

El acompañamiento pianístico del conjunto es sencillo y sobrio, sin pretensiones de quitar protagonismo a la voz.

El CD ha sido grabado en el Conservatorio Profesional de Lliria (Valencia) en octubre y noviembre de 2017, teniendo como solistas a la soprano (y pianista) valenciana Carolina Mas Olcina, acompañada por Daniel García González, de origen requenense. Carolina presenta una voz muy lírica, y de timbre muy brillante. Tanto que a veces da la sensación de estar incómoda en un registro tan alto como exigen muchas de las canciones. No obstante, no se advierten consecuencias negativas, la afinación es clara, ajustada y firme. Daniel García, por su parte se mantiene en su papel de acompañante con mesura, como corresponde.

En conjunto, un disco recomendable, al menos por lo que supone de novedad y porque ofrece la oportunidad de conocer la música de un compositor desconocido fuera de su ámbito vital.
José Prieto Marugán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario