domingo, 20 de noviembre de 2016

ADIÓS A LOS PREMIOS CAMPOAMOR?



 La Razón del sábado 19 de los corrientes: los Premios Líricos Campoamor están a punto de desaparecer. La causa: “la lucha interna dentro del pacto a tres bandas que rige la ciudad, compuesto por PSOE, IU y Somos (marca de Podemos en Asturias” (El País, 16 de noviembre). Quizá la razón sea otra: la obsesión enfermiza de ciertos políticos por deshacer cualquier cosa anterior a su llegada a las instituciones aunque perjudique a su ciudad, a su comunidad, a su país. Destruir.
Tomo la noticia y los datos básicos del comentario de Gonzalo Alonso, en

Los Premios Líricos Campoamor nacieron en 2005 para distinguir a personas y entidades relacionadas con el teatro cantado. En una decena de años han conseguido un  prestigio indiscutible y han asociado el nombre de muchos artistas de talla internacional a la ciudad de Oviedo. No son unos premios caros: en 2016 tuvieron  un presupuesto de 300.000 euros, de los cuales el Ayuntamiento aportó 260.000. En junio pasado, se presupuestó la convocatoria para 2017 con una rebaja extraordinaria. El apoyo del Ayuntamiento sería de 150.000 euros y la dotación de los premios bajaría de 100.000 a 48.000 euros, pero no debió ser suficiente para los representantes de Somos e Izquierda Unida, que pretenden disolver la Fundación y los Premios.

La ciudad de Oviedo y el mundo de la lírica (y puede decirse mundo porque entre los premiados hay nombres de trascendencia internacional) no merece esto. Los ovetenses, asturianos y españoles, tampoco. Creo que ni siquiera los votantes o simpatizantes de estos grupos.

Esta actuación no es apoyar a la cultura, esto es una cacicada llevada a término por decreto, por fuerza, por ordeno y mando. No hay razón (o no la han facilitado) que avale esta decisión porque los 150.000 euros que habría de aportar el consistorio para los premios del año próximo, se los gastan estos grupos en referendos estrambóticos e inútiles, en viajes para promocionar humo o aire, en organizar manifestaciones cada tres días y el de en medio protestando por cualquier cosa o pidiendo la luna.

En fin… Los Premios Líricos Campoamor parece que pasarán a la historia. Y según publica El País, la aportación municipal ovetense a los Premios Princesa de Asturias corre peligro. ¡Cosas veredes!. J.P.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario