jueves, 5 de enero de 2017

ÓPERA DE CÁMARA: LE CINESI.



Ópera de salón en un acto. Texto de Pietro Metastasio Música de Manuel García. Estreno: Función privada en París, hacia 1831.

LE CINESI
Auditorio de la Fundación Juan March, de Madrid

9, 11 de enero de 2017, 19 h.
14, 15 de enero de 2017, a las 12 h.
10, 12, 16 de enero de 2017, 11.30 h. (Funciones escolares)

Ficha artística
Marina Monzó, soprano (Lisinga). Marifé Nogales, mezzosoprano (Tangia). Cristina Toledo, soprano (Sivene). José Manuel Zapata, tenor (Silango).
Dirección de escena: Bárbara Lluch. Escenografía: Carmen Castañón. Vestuario: Gabriela Salaberri. Iluminación: Fer Lázaro.
Director musical y piano: Rubén Fernández Aguirre

Coproducción del Teatro de la Zarzuela y la Fundación Juan March

Función del día 11 (19 horas): Transmisión en directo por:
Radio Clásica de RNE y
a través de www.march.es/directo (streaming)


Considerada como la última de las óperas escritas por el cantante, compositor, profesor de canto y empresario Manuel del Pópolo García (Sevilla, 1775 – París, 1832), conocido simplemente como Manuel García. Como en otras ocasiones, García, que desarrolló una importantísima actividad en Madrid, París y otras ciudades europeas, NuevaYork y México, utilizó como texto un libreto de Pietro Metastasio (Roma, 1698 – Viena, 1782) que ya había sido empleado por otros autores.

Le cinesi (Las chinas) es una ópera de pequeño formato compuesta para la escuela de canto de García que se dio a conocer en París en 1831, en una sesión privada cuyo lugar e intérpretes desconocemos.


Argumento. Acción en China, dinastía Qing, la última del gran país asiático. En una casa aristocráticas tres mujeres jóvenes: Lisinga, Sivene y Tangia se aburren por la monotonía de sus vidas.  Aparece Silango, hermano de Silinga, que regresa tras un viaje por Europa donde ha comprobado la diferencia de las condiciones de vida de las europeas con la realidad cotidiana de las chinas. Aunque las mujeres temen por la presencia de Solango en el gineceo, el joven se queda con ellas.

Para entretenerse y combatir el tedio, cada una de las mujeres interpretará una escena teatral cantada de distinto tipo. Comienza Lisinga con un aria trágica que conmueve a sus compañeros;  Sivene canta, acompañada por Silango, una canción pastoril enamorada, reflejo de su interés por el muchacho, algo que molesta a Tangia que no evita mostrar sus celos; Tangia, por último, interpreta una escena de comedia en la que se burla de Silango.

Tras estas intervenciones surge una discusión sobre cuál de los tres géneros cantados es mejor. La discusión sube ligeramente de tono y es Lisinga quien zanja la cuestión, reconociendo la dificultad del asunto y promoviendo que los cuatro canten una canción festiva queda fin al entretenimiento.




Comentario.
Le cinesi, presenta, de manera condensada, tres tipos de mujer distintos: Lisinga es la imagen del descontento con la vida que lleva y muestra su deseo de escapar y abandonarla; Sivene es el modelo coqueto y acomodaticio con su existencia, y Tangia es el tipo frustrado por la falta de libertad que le agobia.

La estructura musical de esta interesante ópera presenta 20 fragmentos, entre recitativos, arias de los protagonistas y dos cuartetos. Como suele ser frecuente en las obras que siguen este esquema, los recitativos narran la acción y los números cantados expresan emociones, sentimientos y reflexiones de los personajes.

El libreto de Metastasio fue musicalizado en anteriores ocasiones por más de una docena de compositores, entre ellos Antonio Caldara, que fue el primero (Le cinesi, 1735), Christoph Willibald Gluck (Le cinesi,componimento drammatico,1754), Luis Misón (La festa cinesa,1757), Niccolò Jommelli (Le cinesi, 1765) y David Pérez (Le cinesi,componimento drammatico che introduce a un ball, 1769).  J.P.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario