viernes, 30 de diciembre de 2016

La Zarzuela - Proyecto utópico - 1857.



 Son varios los proyectos que se han imaginado alrededor de la zarzuela. La mayoría de ellos han resultado utópicos, inalcanzables.
Recuperamos hoy el redactado en 1857.

“En el año de 1857, los dueños propietarios del edificio que, en Madrid, lleva por nombre Teatro de la Zarzuela, fundaron una escuela gratuita de música vocal para los que quieran dedicarse al canto español.


Este pensamiento tan altamente patriótico y digno de eterno elogio, fue presentado al público en el interesante escrito que a continuación insertamos, y que deben tener en cuenta los establecimientos que el Estado o particulares subvencionan para para el desarrollo del arte lírico.

“El gran desarrollo que de día en día va adquiriendo la zarzuela, el insuficiente número de artistas lírico-dramáticos con que cuenta España y la diversas dificultades con que tropiezan los jóvenes que quieren dedicarse a la práctica de este género de espectáculo, unos por fala de medios para costear sus estudios y otros porque aún contando con las dotes y conocimientos necesarios, hallan inconvenientes para ingresar en las compañías teatrales, han obligado a los que suscriben a crear bajo su inmediata dirección, a sus expensas y en su Teatro de la Zarzuela, una Escuela de canto español y de declamación destinada exclusivamente a formar actores líricos-dramáticos para la zarzuela. En esta Escuela no sólo recibirán gratuitamente educación artística los jóvenes de ambos sexos que a ella pertenezcan, sino que se les dará ingreso en compañías teatrales de Madrid o de las provincias, ASEGURÁNDOLES, POR EL TÉRMINO DE TRES AÑOS CONSECUTIVOS A LA TERMINACIÓN DE SUS ESTUDIOS, UNOS BUENOS SUELDOS DIARIOS, QUE SE IRÁN AUMENTANDO PROPORCIONALMENTE EN LOS AÑOS SEGUNDO Y TERCEO.
Dicha Escuela empezará a funcionar el día 16 de setiembre del presente año, y los individuos que deseen ingresar en ella deberán reunir las siguientes condiciones generales.
Edar de 16 a 22 años en las hembras, y de 18 a 25 en los varones; completo desarrollo y robustez en su constitución física, para prueba de lo cual se sujetarán a un reconocimiento fisiológico practicado por uno o más doctores en medicina y a expensas de la Dirección de la Escuela; carecerán de toda imperfección visible, o lo que es lo mismo, tendrán una figura aceptable para la escena; hablarán el idioma castellano con claridad; tendrán los conocimientos de solfeo indispensables para emprender el estudio del canto, y poseerán una voz determinada, en cualquiera de las tesituras de tiple, tenor, barítono o bajo.
Como quiera que los alumnos han de recibir una educación gratuita y han de disfrutar unas ventajas positivas, deberán celebrar previamente con al Dirección de la Escuela un contrato solemne, que autorizarán los padres, tutores o curadores respectivos y por el cual, declarando que se hallan libres de todo otro compromiso anterior, quedarán obligados por el tiempo de su enseñanza y por los tres años más de práctica teatral mencionados arriba, todo ello bajo condiciones regulares que se explicarán previamente.
No es necesario añadir razonamientos para probar la alta misión artística que se propone llenar esta Escuela, porque lo ya expresado basta para comprender todas las ventajas que de su creación se desprenden para el arte lírico-dramático español: nosotros, humildes representantes de él, nos congratulamos con la idea de que acudirá a nuestro llamamiento la juventud ansiosa de marchar por el camino de la gloria artística y de las ventajas positivas que tan desembarazadamente la abrimos.
Madrid, 15 de julio de 1857.
Los Directores de la Escuela, Joaquín Gaztambide, Luis de Olona y Gaeta, Francisco Salas y Francisco Asenjo Barbieri”.

Procedencia: Calendario musical para el año 1859, primero de su clase que se publica en España, por Roberto, p. 34.


José Prieto Marugán

No hay comentarios:

Publicar un comentario