viernes, 8 de febrero de 2019

El primer concierto.



El amor brujo, de Manuel de Falla.
Concierto didáctico.
Narrador: Daniel Bianco. Orquesta de la Comunidad de Madrid. Dirección musical: Óliver Díaz. Teatro de la Zarzuela, de Madrid, 7-2-2019.

Continúa el Teatro de la Zarzuela con su programa didáctico. En esta ocasión, y dirigido a niños a partir de 6 años, con la obra más popular de Falla como protagonista. 
Impresiona ver el teatro lleno de niños, escuchar sus comentarios al entrar, muchos de ellos por primera vez en la sala (la lámpara fue la protagonista), oír el murmullo de sus conversaciones antes de empezar el espectáculo, la intensidad de sus aplausos y la energía de su participación. Y su espontaneidad.
Todo el teatro lleno de niños (Foto: T.Zarzuela)
El planteamiento del concierto me ha parecido muy pedagógico. Daniel Bianco y Óliver Díaz ofrecieron claras informaciones sobre la capacidad de la orquesta para crear sensaciones y ambientes, sobre las características sonoras de algunos instrumentos y otros detalles. Y explicaron la historia que se cuenta en la obra de Falla. Ambos, hicieron participar a los chicos, introduciéndoles en el espectáculo, con preguntas, sugerencias, datos … Consiguieron así una participación divertida y entusiasta del joven auditorio y hacerles pasar un buen rato.
En estos tiempos en que todo lo medimos , no tengo la menor idea de qué resultado darán este tipo de actividades; no sé si del concierto comentado saldrán tantos o cuántos nuevos aficionados a la música … de lo que sí estoy seguro es de que saldrán, porque muchos de estos niños ha visto y escuchado un concierto por primera vez. Y quedarán enganchados. Lo importante es acercarles a la música, al teatro, porque, no lo olvidemos: lo que no se conoce no se ama.
Quiero felicitar a quienes han hecho posible este acercamiento de los más de tres mil niños que asistirán a las cuatro sesiones de este concierto. Mi aplauso a la Zarzuela. Y, si se me permiten un par de sugerencias… La primera, pensar en un futuro programa donde se  explique lo que es la zarzuela, lo que es un barítono y una soprano…  estamos en un teatro lírico. La segunda, ajustar un poco más la duración del programa; mantener la atención de un auditorio como este es de lo más difícil, los niños se entregan con apasionamiento y con la misma velocidad se “escapan”. En el concierto reseñado, me pareció observar, a partir de los 45 minutos, más o menos, lo que llamo “síndrome de las posaderas inquietas”. Cuando esto ocurre la atención desciende.
Vidal Hernando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario