viernes, 8 de noviembre de 2019

Zarzuela. Tres sombreros de copa.


Zarzuela basada en la obra homónima de Miguel Mihura. Diálogos: Miguel Mihura. Cantables: Ricardo Llorca.

TRES SOMBREROS DE COPA
Nueva producción del Teatro de la Zarzuela.
Estreno en Europa

Personajes e Intérpretes:
Catalina (Irene Palazón). Valentina (Anna Gomà).
Paula (Rocío Pérez). Madame Olga (Enrique Viana).
Dionisio  (Jorge Rodríguez-Norton).
Don Rosario (Emilio Sánchez). Don Sacramento (Gerardo Bullón).
Buby Barton (Boré Buika).
El anciano militar (Chumo Mata). El astuto cazador (Mon Ceballos).

Equipo artístico y técnico:
Escenografía: Ricardo Sánchez Cuerda.
Iluminación: Juan Gómez-Cornejo.
Vestuario: Jesús Ruiz.
Coreografía: Andoni Larrabeiti.
Dirección de escena: José Luis Arellano.
Coro Titular del Teatro de la Zarzuela. Orquesta de la Comunidad de Madrid.
Dirección musical: Diego Martín-Etxebarría.

7 funciones:
(12, 13, 15, 16, 27, 28 y 29 de noviembre de 2019).

Funciones especiales:
Días 15 y 16 de noviembre, funciones con audiodescripción.
Día 16 de noviembre, función con visita táctil (18.30 h)..
Día 16 de noviembre, grabación por Radio Clásica para su emisión en diferido).
Día 27 de noviembre, emisión directa (Facebook, YouTube y web del teatro).
Día 19 de octubre, en directo por Radio Clásica.
Duración del espectáculo: 1 hora y 40 minutos.



Personajes e intérpretes del estreno.  Paula (Roseane Soares, soprano). Catalina (Anna Beatriz Gomes, soprano). Valentina (Andreia Souza, mezzosoprano). Madame Olga (Mere Oliveire, mezzosoprano). Dionisio (Daniel Umbelino, tenor). Don Rosario (Thiago Soares, tenor). Don Sacramento (Gustavo Iassen, bajo). Coro Ensamble Opera. Orquesta TLE-Cla Ópera Sao Paulo. Director Musical: Pedro Messias.

Números musicales. La información facilitada por el Teatro de la Zarzuela, destaca: Obertura (con presencia protagonista del acordeón y la trompeta); aria de don Rosario; escena de la pelea; vals de la bailarina; escena del charlestón; tarantelas de Madame Olga; aria de Dionisio; aria de Don Sacramento, y escena final.


Puede llamar la atención el uso de “aria” para denominar algunos fragmentos musicales. A nuestro juicio, la explicación es que esta obra, en su nacimiento, fue denominada “ópera”, término de mayor comprensión y posibilidades de difusión en América que el de “zarzuela”. Al llegar a España, la obra ha recuperado el término “zarzuela”, que es más apropiado por cuanto tiene diálogos hablados

Resumen argumental.  Hotel de segunda clase en el norte de España, 1932. Don Rosario, dueño del hotel, charla con Dionisio que va a casarse. Cuando se marcha, después de hacerle algunas confidencias, Dionisio se entretiene con los tres sombreros de copa preparados para su boda. Su juego es interrumpido por Paula, que acaba de discutir con Buby. Paula, bailarina del circo que se hospeda en el hotel, confunde a Dionisio con un malabarista.

Entra Buby y Paula sugiere que la habitación de Dionisio sería un buen lugar para organizar una fiesta con los artistas del circo. Paula y Bubby se marchan y entra Don Rosario, que toca una nana, a la trompeta, para ayudar a Dionisio a conciliar el sueño. Cuando Dionisio queda dormido, van apareciendo, sigilosamente, los componentes del circo, con comida y bebidas.

Dionisio despierta y tras la inicial sorpresa se une a la fiesta, en la que todos terminan bailando un charlestón. Antes, Valentina y el Anciano Militar, y Catalina y el Cazador Astuto bailan y dialogan. Después, Buby y Paula descubren que la discusión entre ambos fue fingida para conseguir entrar en la habitación de Dionisio.

Un maestro de ceremonias anuncia la llegada de una gran estrella: Madame Olga que canta unas tarantelas. Paula, al conversar con Dionisio, se da cuenta de que no está influido por el ambiente y piensa en escapar con él. Los dos se abrazan y se besan.

Regresan los artistas bebiendo y haciendo ruido. Buby golpea a Paula en la cabeza dejándola inconsciente. Dionisio recoge a la muchacha y aparece Don Sacramento, futuro suegro de Dionisio. Dionisio esconde a Paula y Don Sacramento aconseja a Dionisio que debe ser una persona honorable si quiere casarse con su hija Margarita.

Paula se recupera, pero ha de esconderse de nuevo al volver Don Rosario anunciando que el coche de los novios está esperando. Don Rosario y Dionisio se marchan y Paula, saliendo de su escondite, mira por la ventana y saluda con la mano. Al darse la vuelta, ve los tres sombreros, los coge y, de pronto, cuando parece que va a ponerse sentimental, tira los sombreros al aire al grito típico de la pista de un circo: “¡Hoop!”. Y cae el telón.
 
Rueda de prensa de presentación (De Idza, a Dcha; Ricardo Sánchez, escenógrafo; Daniel Bianco, director del TZ; Ricardo Llorca, compositor; Diego Martín-Etxebarría, director musical. Foto. T.Zarzuela)
Comentario. Tres sombreros de copa, que Miguel Mihura (1905-1977) escribió en 1932, no se estrenó hasta 1952, año en que la puso en escena el TEU (Teatro Español Universitario), en el Teatro Español, de Madrid, bajo la dirección de Gustavo Pérez Puig.

A partir de esta comedia, novedosa en su tiempo, no bien entendida y que se ha dado en incluir en la llamada “comedia del absurdo”, Ricardo LLorca (Alicante, 1958) ha creado una zarzuela, encargo de la New York Opera Society, Inc., estrenada en el Teatro Sergio Cardoso, de Sao Paulo, el 26 de noviembre de 2017.   

Para esta versión Ricardo Llorca ha trasladado la acción de un cabaré cubano a un circo italiano; ha suprimido algunos textos y creado otros, para convertir un texto teatral en un texto lírico. Al situarla al sur de Italia, ha introducido el compositor alicantino, residente en Nueva York, elementos musicales propios de aquellas latitudes como la tarantela o alguna canción de cuna.

La pregunta es si estos Tres sombreros de copa pueden ser una forma de revitalizar la zarzuela en nuestra época. El tiempo lo dirá; la respuesta del público en la Zarzuela nos dará una pista. Yo tengo confianza y creo que este es mejor camino que esas “adaptaciones” de obras clásicas, conocidas y de indiscutible prestigio, que en ocasiones tenemos que sufrir en nuestros escenarios. J.P.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario