viernes, 6 de marzo de 2015

ZARZUELA: FANTOCHINES



Ópera de cámara en un acto. Texto de Tomás Borrás. Música de Conrado del Campo. Estreno: 21 de noviembre de 1923, en el Teatro de la Comedia, de Madrid. Acción “en la patria  y en los años de Casanova, el caballero libertino” (Venecia, siglo XVIII).


FANTOCHINES
Salón de Actos de la Fundación Juan March.
11, 13, 14 y 15 de marzo de 2015
Intérpretes:
Sonia de Munck (Doneta).
Fabián Barrutia (Doña Tia y El Titerero). Borja Quiza (Lindísimo)
Escenografía, Iluminación  y Dirección de escena: Tomás Muñoz. Coreografía: Rafael Rivero. Títeres: The root puppets, manejados por Esther d’Andrea.
Solistas de la Orquesta de la Comunidad de Madrid.
Dirección musical: José Antonio Montaño.

Coproducción de la Fundación Juan March y el Teatro de la Zarzuela, 2015.
Primera recuperación escénica desde su estreno

 Personajes principales e intérpretes del estreno. Doneta, joven astuta (Ángeles Ottein, soprano). Doña Tia, intermediaria de Doneta (Carlos Rodríguez del Pozo, barítono). Lindísimo, pueblerino vanidoso (Armand Crabé barítono). El Titerero,  titiritero (hablado).


Argumento.  Doneta lamenta tener que casarse con un pretendiente (Lindísimo) al que desconoce, aunque ha de hacerlo si quiere recibir la mitad de la herencia que Don Cerote ha dejado a su sobrino Lindísimo. Este es un pueblerino engreído que presume de su figura. Al encontrarse, Doneta, fingiendo ingenuidad, trata de seducir a Lindísimo, pero este anuncia que la viuda de Don Cerote ha muerto y en su testamento ha dejado dicho que Lindísimo heredará el doble de dinero a condición de que no se case con Doneta. Lindísimo dice que la elección es obvia.

Lindísimo intenta seducir a alguna mujer mediante un anuncio al que responde Doneta que acude disfrazada. Doneta consigue conquistar a Lindísimo cantando una bella canción que el joven compara con la vulgar cantinela que otra mujer le hizo escuchar (es la canción con que Doneta le recibió la primera vez) y de la que se desprendió haciéndola creer en la existencia de un testamento falso.

Doneta finge un desmayo y cae en brazos de Lindísimo que queda enamorado de la belleza de la muchacha. Cuando ella se “recupera” dice haber perdido el honor a manos de Lindísimo y que la única forma de repararlo es el matrimonio. Lindísimo acepta y al instante Doneta se descubre. Los dos reconocen sus engaños pero el amor ha nacido entre ellos.

Comentario. Conrado del Campo es uno de los grandes compositores españoles del siglo XX, cuya música es hoy desconocida. Las causas de este desconocimiento son diversas, y entre ellas, no es ajena la fama que el músico alcanzó entre sus contemporáneos al abrazar la estética wagneriana.

Fantochines es obra muy interesante, pese a su lenguaje apartado del estilo tradicional de la ópera italiana. Tuvo mucho éxito y fue representada en viarias ciudades españolas, en Bruselas y Lisboa, Es una muestra de cómo con pocos medios puede realizarse una obra lírica de calidad e interés.
Llama la atención, también, la incorporación de títeres, siguiendo una olvidada tradición española.

Fantochines fue recuperada a partir de unos papeles de trabajo de Conrado del Campo, existentes desde 198 n la Fundación March, que conserva el legado del compositor madrileño, pues la partitura original desapareció en Londres durante un bombardeo en la Segunda Guerra Mundial.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario