jueves, 30 de abril de 2015

ZARZUELA: CLEMENTINA




Zarzuela (o Comedia con música) en dos actos. Texto de Ramón de la Cruz. Música de Luigi Boccherini. Estreno: Diciembre de 1778 en el Palacio de Faustina Téllez Girón, Condesa-Duquesa Benavente, de Madrid.






CLEMENTINA
Teatro de la Zarzuela, 6 al 16 de mayo de 2015  (5 funciones)
Intérpretes:
Carmen Romeu (Doña Clementina). Vanessa Goicoetxea (Doña Narcisa). Beatriz Díaz (Cristeta). Carol García (Doña Damiana)
Juan Antonio Sanabria (Don Urbano). Tony Marsol (Don Lázaro). Xavier Capdet (Marqués de la Ballesta). Manuel Galiana (Don Clemente).
Escenografía: Juan Sanz y Miguel Ángel Coso.
Vestuario: Antonio Belart. Iluminación: Francisco Ariza.
Orquesta de la Comunidad de Madrid.
Dirección de escena: Mario Gas.
Dirección musical: Andrea Marcon.

Producción de la Fundación Caja Madrid y el Teatro Español, 2009.


Personajes principales e intérpretes del estreno público madrileño. Doña Clementina, obediente y dulce, falsa hermana de Narcisa (Catalina Tordesillas, soprano). Doña Narcisa, traviesa y pizpireta, hija de Don Clemente (Lorenza o Laureana  Correa, soprano). Cristeta, criada (Joaquina Arteaga o Briones, soprano). Doña Damiana, aya de Clementina (María Monteis, mezzosoprano)
Don Urbano, caballero portugués amante de Clementina (Vicente Sánchez “Camas”, tenor). Don Lázaro, maestro de música (Manuel García Parra, barítono). Marqués de la Ballesta, amigo de Don Clemente (actor). Don Clemente, padre de Narcisa. (actor).


Principales números musicales.
Obertura.
Acto I.
Introducción (Terceto). Doña Narcisa, Cristeta y Don Lázaro.
Aria de Doña Narcisa.
Aria de Don Lázaro.
Dueto de Doña Clementina y Dona Damiana.
Aria de Doña Clementina.
Aria de Cristeta.
Aria de Don Urbano.
Acto II.
Copla de Doña Clementina.
Rondó a seis. Doña Clementina, Doña Damiana, Doña Narcisa, Cristeta, Don Urbano, Don Lázaro.
Aria de Cristeta.
Aria de Don  Lázaro.
Aria de Doña Narcisa.
Aria de Doña Damiana
Minueto. Doña Clementina y Don Urbano.
Dueto de Doña Clementina y Don Urbano.
Aria de Don Urbano.
Coro final.

Argumento. Acto I. En casa de Don Clemente, Clementina y Nicasia reciben lecciones de música de Don Lázaro. Clementina ama en secreto a Don Urbano que la corresponde.

A la casa llega el Marqués de la Ballesta, amigo de Don Clemente, con la pretensión de conseguir la mano de una de sus hijas. Don Clemente se niega, argumentando que Narcisa es muy joven y Clementina pretende entrar en religión.

Don Urbano trata de entregar a Clementina una carta, disimulándola entre los papeles de música. Los enamorados se entristecen ante lo ocurrido, mientras el resto muestra su alegría por la reunión.

Acto II. En el mismo lugar. Narcisa, que ha visto como su padre escondía el papel, trata de que Clementina le informe de su contenido. Por su parte, el Marqués intenta que Don Lázaro procure averiguar las intenciones amorosas de Clementina, mientras él hará lo mismo con Don Urbano. Don Clemente intenta disuadir a Clementina de que contraiga matrimonio, alegando que no puede hacer frente a la dote correspondiente. Lamentando la noticia, Clementina entrega a Don Urbano el papel que recogió, que resulta ser una carta del padre en la que se le ordena regresar a Portugal. Don Urbano insiste en  pedir la mano de Clementina, y, entonces, Don Clemente descubre el verdadero origen de la muchacha: Clementina no es su hija, fue recogida de brazos de su madre moribunda tras ser asaltada por unos bandoleros. Entonces, al conocer los detalles, Don Urbano declara que Clementina es su hermana, a la que está buscando en Madrid.

Aclarado el enredo, el Marqués de la Ballesta decide ir con Clementina y su hermano a Portugal, para pedir su mano. Y ya que la boda se supone concertada, Don Urbano pedirá la mano de Narcisa y Don Lázaro se unirá a  Cristeta.

Comentario. No deja de ser curioso que la única obra lírica de este compositor italiano afincado en España, popular por su música instrumental, haya merecido tantas atenciones en tiempos modernos.

Escrita en muy poco tiempo (el libretista habló de poco más de un mes), parece que obtuvo un gran éxito, en su estreno; incluso llegó a representarse en uno de los teatros públicos madrileños (parece que, en concreto, en 1799 en el Teatro de los Caños del Peral). Su recuperación se produjo en 1951, en Florencia. En España se presentó en 1985 y en Barcelona en 2002, como primeras recuperaciones,

La obra, de carácter neoclásico, fue un encargo de la Condesa-Duquesa de Benavente, María Faustina Téllez Girón y Pérez de Guzmán (1724-1797), está condicionada por las condiciones del encargo, como, por ejemplo un número determinado de personajes, en función de los familiares y amigos que habían de interpretarla.

Esta comedia de enredo se acompaña de una música interesante escrita por un compositor que muy pocas veces abordó el trabajo para las voces. Clementina  se estrenó en el Palacio de la Condesa-Duquesa de Benavente, en la madrileña Cuesta de la Vega, muy cerca de donde hoy se encuentra un tranquilo espacio ajardinado que preside un busto del compositor de Lucca. A su espalda, en una hornacina, esta frase de J.B. Cartier: “Si Dios quisiera hablar a los hombres se serviría de la música de Haydn, pero si quisiera oír música, elegiría, sin duda, la de Boccherini”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario