lunes, 16 de noviembre de 2015

ZARZUELA: LA DEL SOTO DEL PARRAL.




Zarzuela en dos actos y tres cuadros. Texto de Luis Fernández de Sevilla y Anselmo Cuadrado Carreño. Música de Reveriano Soutullo y Juan Vert. Estreno: 26 de octubre de 1927, en el Teatro de La Latina, de Madrid. Acción en El Soto, casa de labranza de un pueblo de Segovia.


LA DEL SOTO DEL PARRAL
Teatro de la Zarzuela, de Madrid
21 de noviembre a 5 de diciembre de 2015.
Intérpretes:
Aurora (Saioa Hernández / María Rodríguez). Catalina (Aurora Frías).
Germán (Javier Franco / César San Martín). Miguel (Alejandro Roy / Javier Palacios). Damián (Didier Otaola). Tío Sabino (Luis Álvarez). Tío Prudencio (Juanma Cifuentes).
Escenografía: Ricardo Sánchez Cuerda. Vestuario: Pedro Moreno.
Iluminación: Juan Gómez Cornejo (AAI). Coreografía: Amelia Ochandiano y Luis Romero.
Dirección de escena: Amelia Ochandiano.
Orquesta de la Comunidad de Madrid. Coro del Teatro de la Zarzuela (Dtor. Antonio Fauró).
Dirección musical: Martín Baeza-Rubio.


Personajes principales e intérpretes del estreno.  Aurora, ama de la casa, casada con Germán, soprano (Paquita Morante). Catalina, moza graciosa y dominante, novia de Damián. soprano cómica (Jacinta la Vega).
Germán, esposo de Aurora barítono (Emilio Sagi-Barba). Tío Prudencio, romancero del pueblo (Carlos Oller). Tío Sabino, curandero y correveidile, tío de Catalina, actor cantante (Eugenio Casals). Miguel, amigo de Germán y novio de Angelita, tenor (Constantino J. Pardo). Damián, mozo holgazán y novio de Catalina, tenor cómico (Vicente Gómez Bur).

Números musicales. Acto I.  Introducción. Germán y coro (“Voz de la campana”). Romanza de Germán (“Los cantos alegres de los zagales”). Dueto Cómico de Catalina y Damián (“Que soy la más linda”). Ronda de enamorados (“Donde estarán nuestros mozos”). Dúo de Aurora y Miguel (“Mintió su cariño”). Dúo de Aurora y Miguel (“Mintió su cariño”).
Acto II. Cuadro I. Coro de la consulta (“A la consulta ¿se puede entrar?”). Romanza de Miguel (“Fuerza que me vence”). Dúo de Aurora y Germán (“Ten pena de mis dolores”). Concertante final (“Qué buscas? ¿Qué quieres de mí”).
Acto II. Cuadro II. Conjunto (“¡A la gala de mi dinero!”). Final (“A reír, a cantar, que la vida hay que alegrar”).

Argumento. Acto I. En el Soto del Parral, Catalina y el Tío Sabino hablan sobre el carácter perezoso de Damián, prometido de la muchacha. Aparece el Tío Prudencio, romancero del pueblo, con intención de leer su último trabajo. La llegada de Aurora, que lamenta la tristeza y la preocupación que manifiesta Germán, su marido, disuelve la reunión. La razón es la llegada al pueblo de Miguel, hijo del antiguo propietario del Soto, con intención de casarse con Angelita (personaje citado aunque no forma parte del reparto), una muchacha del lugar, algo que Germán no le recomienda. El Tío Prudencio cuenta al Tío Sabino el tema de su nuevo romance: Germán fue amante de Angelita y se ha casado con Aurora por conveniencia. Aunque el Tío Prudencio ha cambiado los nombres, Aurora lo escucha y piensa que se refiere a su marido y que algo debe haber de cierto. Miguel, que salió par comprobar la veracidad de las palabras de Germán, regresa enfurecido con intención de matarle. Aurora, a pesar de todo, defiende a su marido, pero Germán abandona la casa.

Acto II. Se prepara la boda entre Catalina y Damián. El Tío Sabino explica a Aurora la realidad: Germán no le es infiel; quien en realidad se relacionó con Angelita fue el padre de Miguel. Germán y Angelita conciertan una cita a las afueras del pueblo. Al enterarse, Aurora quiere presentarse, cuando aparece Miguel, apesadumbrado y abatido. Aurora piensa que Miguel ha dado muerte a su marido ha muerto, pero la razón de la tristeza de Miguel es haberse enterado de la verdadera historia de Angelita. Germán y Aurora se reconcilian al mismo tiempo que se celebra el festejo por la boda de Damián y Catalina.

Comentario. El gallego Reveriano Soutullo (1880-1932) y el valenciano Juan Vert (1890-1931) son dos compositores que han pasado a la historia de la zarzuela por la veintena de obras que escribieron en colaboración desde 1919, entre las que se encuentran algunos títulos apreciadísimos por los aficionados, como La leyenda del beso, El último romántico, y La del Soto del Parral.  Esta última, dedicada “A Segovia, recia tierra castellana en cuya tradicional hidalguía y pintorescas costumbres hallaron ambiente para esta zarzuela los autores”, se inscribe en ese subgénero que explota los dramas rurales, en el que al final triunfa el amor. El texto es interesante y verosímil desde el punto de vista teatral. La música, original, muy bien orquestada y plena de inspiración deja ver cierto sabor popular aunque no se base directamente en temas folclóricos. Los protagonistas tienen varias ocasiones de lucimiento: la vibrante y poderosa “Romanza de Germán”, el Dúo de Aurora y Miguel que cierra el primer acto, y el de la mujer con Germán, en el segundo, son fragmentos destacados. A ellos se une el simpático dúo cómico de Catalina y Damián y, sobre todo, la famosísima “Ronda de enamorados”, convertida en una de las piezas más populares del repertorio zarzuelero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario