martes, 22 de diciembre de 2015

NUEVO FOLCLORE ASTURIANO.




Concierto-Presentación del CD “Tentativa para Un Cancionero Asturiano para el siglo XXI.
Joaquín Pixán, voz.  M. Pachecho, piano. C. Sánchez, violonchelo. D. Korovay, acordeón. S. Rabasa, flauta. O. Fernández, gaita. Sala Manuel de Falla (SGAE), 21-12-2015.


Con objeto de presentar su último trabajo discográfico, el tenor asturiano Joaquín Pixán, ofreció un amplio recital en la fecha y lugar señalados. El denominador común lo constituye el adjetivo que titula el CD: “Tentativa”. El propio cantante y Antonio Gamoneda, poeta español, asturiano como Pixán, Premio Cervantes en 2006 y autor/adaptador de los textos cantados, explicaron su intención y su trabajo: Recrear el folclore asturiano, eliminando vicios acumulados a lo largo del tiempo por prácticas más de carácter festero que musical; incorporar nuevas posibilidades musicales (el uso de instrumentos como el violonchelo, es un buen ejemplo); crear, revisar o adaptar los textos, conservando la sencillez, la naturalidad o la picardía propias de los espontáneos textos del cancionero tradicional, y, sobre todo, procurar que el folclore siga evolucionando, manteniendo su viveza y su presencia en la vida de las gentes.

El resultado es musicalmente magnífico. Un trabajo elaborado, capaz de crear en el oyente el ambiente típico asturiano (los verdes prados o las festivas romerías), destacando la belleza poética de unas delicadas letras. Música sencilla, sin artificios, que llega directamente.


La intención es, repetimos, restablecer la espontaneidad y la fuerza del folclore. ¿Lo conseguirán? No sé si los expertos y sesudos especialistas serán capaces de contestar esta pregunta; quizá haya que esperar a la reacción de las gentes, porque el folclore es del pueblo. Lo que me atrevo a avanzar es que con estas melodías, con textos mayoritariamente de Gamoneda y música de J.P. Fuertes, en casi todos los casos, se acrecienta el repertorio de la canción española de concierto. Ojalá que nuestros cantantes incorporen alguno de estos temas a su repertorio.

La ejecución del recital fue magnífica. Pixán posee una voz de tenor brillante y potente que emplea con exquisito gusto musical. A lo largo de la casi veintena de canciones que tuvimos ocasión de escuchar, pudimos disfrutar de su musicalidad, de su fraseo y de su excelente dicción. Fue acompañado por cinco jóvenes músicos que coadyuvaron a destacar la belleza de la música interpretada; nos gustaron especialmente el pianista Manuel Pacheco, siempre atento y discreto en su cometido, y Clara Sánchez, cuyo violonchelo fue capaz, en algunos momentos de crear un bellísimo ambiente sonoro.

En resumen, una excelente velada musical.


Vidal Hernando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario