jueves, 29 de septiembre de 2016

Compositores zarzuelistas: LUIS MISÓN






Con motivo de celebrarse en Mataró (Barcelona), los días 2 y 3 de noviembre, un Simposio sobre este compositor, al cumplirse el 250 aniversario de su muerte, ofrecemos una muy breve aproximación biográfica del músico al que José Subirá llegó a considerar iniciador de la tonadilla escénica.

Luis Misón nació en Mataró en fecha no conocida, pero fue bautizado el 26 de agosto de 1727. No disponemos de información sobre su iniciación musical, pero sí sabemos que fue flautista y oboísta de la Real Capilla (Madrid) a la cual se incorporó en 1748. Como intérprete,  además de intervenir en las veladas de los palacios del Buen Retiro y Aranjuez,  participó también en academias (conciertos) celebradas en el palacio del Duque de Alba.  Al parecer sus habilidades con estos instrumentos eran extraordinarias, pues llegó a ser calificado como “inimitable”.

A pesar de sus habilidades  como instrumentista, Misón ha pasado a la historia como compositor. Escribió algunas obras instrumentales, con la flauta como protagonista: Concierto para dos flautas traveseras y Seis sonatas para flauta travesera y viola, dedicadas al Duque de Alba, pero, sobre todo nos ha dejado un importante y atractivo catálogo de música para el teatro.

Su música, conservada principalmente en la Biblioteca Musical del Ayuntamiento de Madrid, y en la del Conservatorio de esta ciudad, la forman composiciones para entremeses, comedias y sainetes. Pero es en la tonadilla donde dejó la mayor muestra de sus habilidades creadoras. Más de un centenar de estas obras se conservan en las bibliotecas indicadas, entre ellas títulos atractivos como
Los ciegos, Una mesonerilla y un arriero, El examen de Espejo, El gallego fingido y enamorado y una dama fingida, El sacristán, el payo y su mujer, Un arriero, un hortera y un mercader, Un petimetre, un majo y un tostonero, o Una graciosa de compañía y un compositor de viejo.

En la zarzuela tenemos referencia de Eco y Narciso; El triunfo de Amor y Píramo y Tisbe, ambas con texto de Antonio Fernández y las tres de tema mitológico, y El tutor enamorado (definida tanto como “comedia en verso con arias” u “ópera cómica”), de Ramón de la Cruz, de 1764. A Misón se debe también la adaptación española de la obra de Metastasio Le cinesi (Las chinas), obra musicalizada por Antonio Caldara (1735) y también por Christoph Willibald Gluck (1754)

Luis Misón murió en Madrid, el 13 de febrero de 1766.

Esperamos que la celebración del Simposio sirva para recordar la figura de este tonadillero excelente y dar a conocer su música que espera, pacientemente, en el fondo de los archivos.

Como curiosidad digamos que  el poeta y músico canario Tomás de Iriarte  (1750-1791) inicia su fábula El tordo flautista, con una elogiosa referencia al músico catalán:

Era un gusto el oír, era un encanto,
a un tordo, gran flautista;
pero tanto que en la gaita gallega,
o la pasión me ciega,
o Misón le llevaba mil ventajas.

La información sobre el Simposio se encuentra en: http://blogs.uab.cat/simposimisson.
 J.P.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario