jueves, 15 de septiembre de 2016

ORGANOLOGÍA INSTRUMENTAL Y MÚSICA EN EL QUIJOTE



ORGANOLOGÍA Y  MÚSICA EN EL QUIJOTE.
Fernando Pérez Ruano. Organología y música en el Quijote. Fundación SGAE. Madrid, 2016, 150 págs.

Aunque el Diccionario de la RAE no reconoce el término “organología” en su relación con la música (La definición que ofrece es: “tratado de los órganos de los vegetales o de los animales”), en el ambiente musical se relaciona con las características de los instrumentos. A la descripción de los que son citaos en la novela cervantina se dedica la mitad de las páginas del libro que reseñamos. La otra mitad, aproximadamente, se ocupa de nueve romances y dos canciones que son citados en la misma obra literaria. Además, se incluye una escueta biografía del escritor, la referencia a otras manifestaciones musicales de la novela y un breve recuerdo de la música en tiempos del Quijote.

La parte organológica se ocupa de 30 instrumentos, más la voz humana. De cada uno de ellos ofrece sus características esenciales, y alguna información complementaria de tipo histórico o relacionada con su habitual localización geográfica. La parte dedicada a los romanzas trata sobre nueve de estos poemas (“Mis arreos son las armas”, “La mañana de San Juan”, “Pastorcito, tú que vienes” y los de Lanzarote el Lago, Marqués de Mantua y Valdovinos, Cardenio en Sierra Morena, Durandarte, Don Gayferos, y del Rey Don Rodrigo) y dos canciones (“De la dulce mi enemiga” y “Dulce esperanza mía”). De los romances proporciona el origen, la partitura (en notación moderna o de tablatura)  además de comentarios sobre la interpretación y datos de tipo histórico. Citemos también que incluye la referencia de la existencia de siete refranes musicales, cifra que, a nuestro parecer se queda corta, aunque esto, como otras cosas, puede ser cuestión de criterios.

Libro interesante para los interesados en el Quijote presenta una interesante y amplia serie de ilustraciones procedentes tanto del archivo del autor como de la Fundación Joaquín Díaz; la pena es que se han reproducido en un tamaño demasiado pequeño. El volumen resulta fácil de leer y, por su diseño, resulta muy cómo como “manual” de consulta. Además, incluye una muy documentada bibliografía para quienes deseen ampliar información sobre los temas tratados.

José Prieto Marugán

No hay comentarios:

Publicar un comentario