jueves, 11 de mayo de 2017

El coro en la zarzuela.










 Entrevista con Antonio Fauró
Director del Coro Titular del Teatro de la Zarzuela, de Madrid .


Antonio Fauró. Director titular del Coro del Teatro de la Zarzuela
El 24 de octubre 1956, con el edificio remodelado, el Teatro de la Zarzuela reabría sus puertas para ofrecer espectáculos líricos, especialmente zarzuelas. Lo hacía con la que hoy se considera una producción histórica de Doña Francisquita, interpretada por Ana María Olaria, Ana María Iriarte, Selica Pérez Carpio, Alfredo Kraus, Gerardo Monreal y Aníbal Vela, bajo la dirección musical de Odón Alonso. En esta producción se estrenó también el Coro Titular del Teatro, que empezaba así su andadura, a las órdenes de José Perera. Han pasado sesenta años y desde entonces el Coro ha desarrollado su importante labor en más de un centenar de títulos básicamente en su sede, aunque también cuenta en su currículo con giras nacionales e internacionales. Además de las obras de repertorio, ha intervenido en los estrenos de las últimas zarzuelas  Los vagabundos, Fuenteovejuna, ambas de Manuel Moreno Buendía, el ballet Don Quijote de Federico Moreno Torroba y las   óperas Le Revenant, El poeta, Kiu, El viajero indiscreto, Divinas Palabras, La Celestina, A Babel y Yo, Dalí (cuando la Zarzuela mantuvo viva la ópera en sustitución del Teatro Real) y las zarzuelas 
Desde su creación han ocupado su titularidad los maestros José Perera, Romano Gandolfi, Vittorio Sicuri, Ignacio Rodríguez, Waldo Sciammarella y actualmente, Antonio Fauró.

A este último le hemos planteado una serie de preguntas para conocer la función del coro en la zarzuela y algunos otros detalles. Pero antes, sepamos algo más sobre él.

Maestro Fauró, usted es, desde 1994 (pronto cumplirá las bodas de plata), director del Coro Titular del Teatro de la Zarzuela, de Madrid, Su formación musical es completísima: canto, piano, armonía, contrapunto, composición, dirección y estudios de Arte Dramático, actividad que le hizo protagonizar alguna obra teatral (Pinocho, Las aventuras de Tom Sawyer, Alicia en el país de las maravillas y El enemigo del pueblo).

Una de las fotos oficiales del Coro de la Zarzuela

¿Qué le llevó a ingresar como cantante en el Coro de la zarzuela?
El destino, o la casualidad (por quitarle dramatismo). José Tamayo, que por aquellos años era el director de la Compañía Lírica Nacional, tenía programada La tabernera del puerto dentro de su temporada en el Teatro de la Zarzuela. Quiso que el papel de Abel lo cantase un joven y no una soprano como se cantaba hasta entonces. Hice una prueba y empecé a ensayar con la compañía. A los pocos días se incorporó el Maestro Sorozábal y se llevó la sorpresa de que el papel de Abel no lo iba a representar una soprano (el maestro la compuso para su mujer Enriqueta Serrano), lo iba a hacer un jovencito. No le gustó la idea y al final lo cantó (muy bien, por cierto) Ana María Amengual. A José Tamayo le debí conmover y desde entonces pasé a formar parte del coro gracias a la ayuda del Maestro Perera.

¿Qué experiencias le vienen a la memoria de aquella etapa?
Maravillosas. Un jovenzuelo de 15 años cantando (en el coro) al lado de Josefina Meneses, Ángeles Chamorro, María Dolores Travesedo, Mari Carmen Ramírez, Francisco Ortiz, Selica Pérez Carpio, Pedro Farrés, Esteban Astarloa que formaban el elenco de la compañía y dirigiendo la orquesta Manuel Moreno Buendía, el propio Pablo Sorozábal y J. A. Torres y luego Miguel Roa era un sueño hecho realidad. En mis primeros años hicimos La tabernera del puerto, El barberillo de Lavapiés, Antología del Maestro Serrano, Una noche en Venecia, de Strauss, La boda y El baile de Luis Alonso.

¿Qué razones le llevaron a hacerse cargo del conjunto como director?
Siempre me pareció que las posibilidades interpretativas de un coro eran muy grandes y el hecho de pertenecer a un coro Lírico me benefició. Conocía desde dentro la personalidad de los cantantes, sus posibilidades vocales e interpretativas así como el funcionamiento y la problemática de su actividad.

EL CORO EN LA ZARZUELA.
¿Cuál es la función del coro en el género lírico español, en la zarzuela?.
Dependiendo de cada época ha desempeñado distintas funciones en la obra. En la época romántica tuvo (al igual que en las óperas) un papel muy participativo. El coro intervenía en números sólo corales, acompañando las arias y en grandes concertantes con números bien trabajados desde el punto de vista coral y musical. Cuando el modelo italiano cambió en favor de un estilo mas español el coro siguió desempeñando un papel importante, aunque su peso vocal-musical fuera distinto. Las intervenciones estaban más al servicio de la escena.

¿Qué diferencias existen entre un coro sinfónico o de cámara y un coro teatral?.
Aunque la preparación músico-vocal debe ser la misma, hay algunas diferencias importantes.



El coro en "La chulapona"
El coro sinfónico canta leyendo su partitura mientras que el coro Lírico debe memorizar todas sus intervenciones.  El coro sinfónico canta agrupado por cuerdas desde sus gradas mientras que el coro lírico debe moverse en la escena, seguir las indicaciones de los directores de escena, intentar escucharse aunque los integrantes de las cuerdas no estén juntos y pierdan referencias que tuvieron en los ensayos musicales y, a veces hasta tendrán que bailar sin que el resultado musical se resienta demasiado.

¿Y entre el coro en la zarzuela y el coro en la ópera?
A priori ninguna, salvo el hecho de tener que cantar en los idiomas en que fueron compuestas y en el caso de la ópera contemporánea trabajar un lenguaje que a la zarzuela no llegó, sí a la ópera española de la que el Coro de la Zarzuela en los últimos años ha representado: Divinas palabras, de Antón García Abril, Kiu y El viajero indiscreto, de Luis de Pablo, La Celestina de Joaquín Nin, Yo, Dalí, de Xavier Benguerel o Selene, El viaje circular, de Tomás Marco, A Babel, de Carlos Galán.

¿Qué representa el coro en el mundo de la zarzuela?
Depende de la época y de la temática de la obra. En la época romántica el coro tenía más diversidad de roles. Había bandidos, militares, enamorados, conspiradores, novicias, monjes, damas y nobles de la corte. Con la llegada del genero chico el papel del coro (por lo general) se identifica más con los personajes de la vida cotidiana (Chueca fue de los que más profesiones reflejó en sus obras; niñeras, organilleros, sirvientas, carpinteros, guardias, y hasta ratas). El papel del coro es mucho más de cronista de la época, a veces algo cotilla en sus coros de murmuración y siempre gustoso de sumarse a la fiesta.

¿Conocen los compositores de zarzuela las peculiaridades de un coro?
Si, sobre todo los pertenecientes a la zarzuela grande en su primera etapa. Los compositores tenían una formación vocal grande, piense que Barbieri fue corista, director de coro y muchas más cosas relacionadas con la lírica; que Arrieta, como Oudrid y Gaztambide, bebieron de la ópera italiana aunque imprimieran a sus obras su personalidad.,. Mas cercanos en el tiempo, Chapí, Fernández Caballero, y Moreno Torroba, Vives (con una escritura vocal e instrumental muy exigente) y Luna , así como Sorozábal escribieron paginas muy brillantes para coro.
 
Intervención en "Los diamantes de la corona"
Entre nuestros autores líricos: ¿Quiénes han escrito mejor para el coro?
Como dije antes: Barbieri, Gaztambide, Arrieta, Fernández Caballero, Vives y Chapí. Los compositores de genero chico se vieron obligados a escribir en tesituras muy centrales, casi siempre al unísono ya que los interpretes eran más actores que cantantes. En este periodo Chueca fue el que más partido sacó al coro.

Partiendo de su amplia experiencia como solista y como director: ¿Cree que los directores de orquesta “saben” manejar el coro?
Los directores actuales conocen todos (al menos en teoría) las voces, alguno incluso fueron cantantes como Miguel Ortega, José María Moreno. De entre los mas veteranos ¿Qué decir de Rafael  Frúhbeck de Burgos, Gómez Martínez, Ros Marbá, Miguel Roa, Alberto Zedda? y los más jóvenes como Juanjo Mena, Óliver Díaz, Cristóbal Soler, José M. Pérez Sierra... Todos saben lo que quieren y como pedirlo.   

¿Y los directores de escena?, sobre todo los que no proceden del teatro musical.
Los hay que también fueron cantantes (GianCarlo del Mónaco)  y saben todo acerca de los cantantes. cómo pedírselo y como conseguir extraer lo mejor de ellos. Otros directores que vienen de medios distintos al lírico al principio les asustan los números con muchos cantantes en el escenario y se dedican mas a manejar el tráfico por la escena que a marcar situaciones drámáticas o cómicas a los cantantes del coro. Hay otros muy conocedores del género que hacen disfrutar al coro con sus ensayos como el anteriormente citado Giancarlo del Mónaco, José Carlos Plaza, Emilio Sagi, Graham Wick, Pier Luigi Pizzi o LLuis Pasqual, también trabajamos muy bien con Miguel del Arco o Calixto Bieito, Andrés Lima, Ignacio García, Paco Azorín y Natalia Menéndez. Mi experiencia es positiva en este aspecto.


EL CORO DEL TEATRO DE LA ZARZUELA.
¿Cuál es la plantilla actual?.
En la actualidad el coro se compone de 54 cantantes, distribuidos de la siguiente manera 13 sopranos, 13 contraltos, 16 tenores y 12 bajos.

¿Cómo se renueva el coro?
Mediante oferta de empleo publico. Se convocan audiciones para cubrir plazas vacantes por jubilación, enfermedad o excedencia.
 
Escena de "Los sobrinos del Capitán Grant"
¿Con qué criterio se eligen los cantantes que interpretan pequeños papeles de solista?
Criterios vocales lo primero y escénicos. Convocamos a los directores musicales y escénicos para que juntos decidan que cantante es el más adecuado para el papel a representar.

De las filas del coro han salido algunos solistas: ¿Considera importante esta experiencia para la formación de los cantantes?
Muy importante. La disciplina coral y personal que requiere cantar en un coro te da una perspectiva muy singular del canto.

Un cantante de coro debe cantar escuchando al resto del coro. Esto supone un esfuerzo por supeditar la vocalidad personal a la del colectivo. Cito algunos cantantes que formaron parte de coros y luego hicieron una brillante carrera como solistas. Juan Pons (Coro del Liceo) Luis Lima y Carlos Chausson (Coro Nacional de España) Juan Jesús Rodríguez, Milagros Poblador, Milagros Martín, Ricardo Muñiz, Antonio Carlos Moreno, Carlos Bergasa, formaron en algún momento parte del elenco del Coro del Teatro de la zarzuela.

¿Qué actividades externas desarrolla el coro?
Desgraciadamente pocas. Hay que tener en cuenta que la temporada se extiende desde el mes de septiembre a Junio–Julio. Los ensayos de las producciones (tanto musicales como escénicos) no dejan apenas tiempo libre para otras actividades.

¿Qué le falta al Coro del Teatro de la Zarzuela?
Tiempo para poder desarrollar todas sus posibilidades musicales; hacer conciertos sinfónicos con otro tipo de repertorio sería muy interesante y enriquecedor para el colectivo, pero insisto, el coro se debe a la programación del Teatro. Para mí, como para cualquier músico, afrontar retos musicales, nuevas obras, estilos diferentes es una de las muchas satisfacciones que proporciona esta profesión.


UN PAR DE PREGUNTAS PERSONALES.
¿Cuál es su zarzuela preferida, desde el punto de vista del empleo del coro?
Me resulta difícil elegir. Hay tantas que me gustan y que me han hecho disfrutar de la música que no quisiera descartar ninguna, pero si tengo que decidirme por una época es la zarzuela romántica la que más disfruto en su preparación.

¿Qué obra le gustaría montar con el Coro del Teatro de la Zarzuela?
Hay muchas obras que me gustaría trabajar con el coro de la Zarzuela. Cuando se hacía la temporada de ópera en Madrid antes de la reapertura del Teatro Real no tuvimos la posibilidad de acometer títulos como Aida, Turandot, el Réquiem de Verdi, aunque para estas obras habría que reforzar ampliamente el coro. En zarzuela hay muchas obras de Arrieta, Barbieri  y Gaztambide , incluso de Marqués, Bretón y Pedrell, que permanecen injustamente en el olvido. Otro estilo que, a mi modo de ver está prácticamente olvidado, es el del oratorio español. Hay muchas obras de Rodríguez de Ledesma, Fernández Caballero, como no, de Guridi y dos grandes oratorios de compositores de zarzuela (Bretón y Chapí) como son el Apocalipsis y Los ángeles. Nos queda mucho por hacer. Nuestra música aún es poco reconocida por nuestro público. Conseguir que se conozca y se valore en su justa medida es un deber de los que nos dedicamos a la música.

Agradecemos al maestro Fauró su amabilidad para contestar nuestras preguntas. Suponemos que sus respuestas servirán a los seguidores de Zarzuelerías para conocer algo más, y mejor, el valor musical del coro en la zarzuela. No debemos olvidar que, aunque a los zarzueleros les encante escuchar las grandes romanzas del género, en las voces privilegiadas de los grandes intérpretes, la zarzuela es un espectáculo lírico completo, en el que también son importantes, en lo musical, los secundarios, los intérpretes cómicos, los actores “de hablado”, el coro y la orquesta. Sin el trabajo conjunto y coordinado de todos ellos, el espectáculo será siempre incompleto.

José Prieto Marugán


No hay comentarios:

Publicar un comentario