jueves, 4 de mayo de 2017

Enseñanza libre.



Apropósito cómico-lirico en un acto y cinco cuadros. Libreto de Guillermo Perrín y Miguel de Palacios. Música de Gerónimo Giménez. Estreno: 11de diciembre de 1901, en el Teatro Eslava, de Madrid. Acción en Madrid, en época del estreno.

Personajes e intérpretes del estreno.  Pura, hija de Saturnino (María López Martínez). Doña Consuelo (Emilia Train). La Monjita (María Luisa Abad) Lola, Petra, Rosario, María, Carmen y Soledad, alumnas del colegio. Fe, Esperanza y Caridad, hijas del Jilguero.
Director del colegio (Valeriano León).  D. Saturnino, padre de Pura (José Ontiveros). Federico, prometido de Pura (Robustiano Ibarrola). Maestro Vihuela (Gabriel Sánchez Castilla). Curro, bedel (Vicente Lamas). Mr. Henry, profesor del colegio. El Jilguero, antiguo cantaor (Valeriano León). Agapito, hijo de Doña Consuelo.(Robustiano Ibarrola)

Números musicales. Cuadro I. Escena. Monjita, Saturio, Federico, Director, Mr. Henry (“Señor director”). Cuplé del ratón. Monjita y coro (“Oigan, caballeros, pongan atención”). Cuadro II, Pura y Coro (“Como los pajarillos”). Tango del morrongo (“Ahora se entornan los ojos”).  Romanza de Pura (“Cuando se acaba una copla). Jilguero y sus hijas. Jilguero, Fe, Esperanza, Caridad (“Fíjese usté, Vihuela). Cuadro III. Pura y coro (“El verbo bailar”). Cuadro IV. Coro de educandas (“Aquí estamos todas”). Cuadro V. Final. Director (“Si el colegio que dirijo”).

Sinopsis.  Don Saturnino, padre de Pura, y Don Federico, su prometido, pretenden para ella una educación moderna y liberal y la llevan a un centro donde su director les mostrará las especialidades de su establecimiento: el cante y el baile andaluz. La mujer aprenderá estas enseñanzas con tanto aprovechamiento, que terminará posando, con otras alumnas, para un calendario que aparecerá en la revista Nuevo Mundo, ante el escándalo del padre y el entusiasmo de su futuro marido.

Argumento. Cuadro I. El señor Director.  Don Saturnino, padre de una niña educada en un colegio de monjas francés, se entrevista con el Director de un establecimiento libre de enseñanza para la educación de la mujer, un hombre que le apabulla con su palabrería. Interviene Federico, prometido de la chica, que informa al Director de que buscan un colegio donde la niña aprenda todo lo que tiene que saber una mujer: canto, baile, gimnasia, trato social … todo lo necesario para la vida moderna.

El Director pide ver a la muchacha y elogia las virtudes de su centro; para probarlo, hace venir a una alumna que sólo lleva un mes a la que llaman la Monjita [Escena], la cual, respondiendo a la sugerencia de Mr. Henry, su profesor, canta un cuplé [Cuplé del ratón].


Mientras Saturnino va en busca de su hija, Pura, Federico sugiere al Director que no le enseñe eso del ratón, a lo que Director responde que la enseñarán a ser una buena esposa, un modelo, aunque con algún otro complemento.

Aparecen Pura y Saturnino. La muchacha es guapísima y, al marcharse su padre y su novio, queda a solas con el Director que le hará algunas preguntas para ver cómo viene preparada.

Cuadro II. Cante y baile. Decoración de ambiente andaluz con un tablado en el que varias mujeres bailan, al compás del bastón del Maestro Vihuela [Pura y coro].  Las damas cantan sobre la soledad de las mujeres y Pura se arranca con un tango flamenco [Tango del morrongo] ante la sorpresa del maestro Vihuela y el Director. Pura justifica su habilidad porque en su casa estaban rodeados de andaluces cantando y tocando las castañuelas todos los días. Pura añade que ni su padre ni su novio saben nada de esto. Además está dispuesta a aprender de todo. Y que luego ellos elijan.

El maestro Vihuela coloca a Lola en una silla y muestra cómo aceptar la invitación de un hombre y desprenderse de él. Pura interviene corrigiendo a Vihuela [Romanza de Pura] y completando la lección. Vihuela se marcha satisfecho ante la habilidad de Pura.

Aparece Curro, el bedel, y hace pasar a El Jilguero, antiguo cantaor  que desea marcharse a París con sus tres niñas, porque aquí no hay trabajo. Sus hijas saben de todo y él mismo es capaz de cantar flamenco … en francés. lo quiere es que Vihuela las escuche y corrija algún defectillo. Jilguero hace entrar a sus hijas y tomando una guitarra las acompaña [Jilguero y sus hijas],

Entran Doña Consuelo y Agapito, su hijo, de luto riguroso, porque estaba enamorado de una muchacha que le ha salido … ingrata y se casó con otro. Ante la tristeza de Agapito, Doña Consuelo busca en Vihuela la curación de su hijo. El Maestro no lo ve posible porque para aprender el cante jondo, lo primero son los “jipíos” y, además, la mayoría de las coplas son tristes. Todo lo que se le ocurre es regalar al muchacho unas castañuelas.

Cuadro III. Conjugación de verbos. Una lujosa sala. Acabada una lección de baile [Pura y coro], el Director presenta a un reportero y un fotógrafo del semanario ilustrado Nuevo Mundo, que vienen a realizar un reportaje. El periodista preguntará a las alumnas sobre “mundología” y estas responderán con mucha picardía.

Cuadro IV. Clases populares y de adorno. Sala de estudio. Ha pasado un mes;  Don Saturnino y Federico esperan que Pura haya aprendido todo lo necesario. Don Saturnino confiesa que también busca en el colegio compañía femenina, porque después de que Pura se case con Federico, él quedará solo y no es bueno que el hombre esté solo.

Aparece el Director y tras él las alumnas que van a la clase de natación [Coro de educandas]. Al ver a Pura en traje de baño, Saturnino y Federico la mandan a casa. La mujer se les enfrenta y les dice que cómo la quieren: sosita como antes, o moderna como ahora. Federico pregunta discretamente al Director sobre la preparación moral de Pura. No hay que preocuparse. Pura está  dispuesta a irse, pero antes quiere salir en la foto del cuadro de honor del colegio.

Cuadro V .Cuadro de honor. El fotógrafo ha colocado a las alumnas y toma una instantánea [Final].

Comentario. Obra desenfadada y picaresca presentaba, según en comentarista José Laserna en El Imparcial: “chistes de todos los colores, algunos de mucha gracia, cante y baile flamenco, mujeres guapas, piernografía, muslografía y grafías adyacentes, decoraciones nuevas, variedad, movimiento, desenvoltura, música picaresca y chispeante, popular, todo eso que no es poco tiene la revista nueva”.

Casi todos los números fueron repetidos (el tango del morrongo, tres veces). En Eslava se puso mas de 400 veces e incluso llegó a ser representada en dos teatros a la vez.

Se ofreció en el Olimpia de París, traducida al francés con el título de Institution libre J.P.M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario