sábado, 5 de octubre de 2019

Fundación March: Doble inauguración.


Obras de Stravinsky, Britten, E. Halffter, Dukas, Copland y Mendelssohn.
Orquesta Sinfónica RTVE. Director: Lucas Macías.
Salón de Actos de  la Fundación Juan March, 03-10-2019.


El recientemente remodelado Auditorio de la Fundación Juan March fue inaugurado en la fecha expresada con un concierto extraordinario, a cargo de la Orquesta Sinfónica de Radiotelevisión Española, dirigida por Lucas Macía, con la que se pudo comprobar el resultado de las modificaciones introducidas en la reforma para mejorar las condiciones técnicas de la sala, sobre todo, las que tienen que ver con la acústica del recinto.

El programa estuvo formado por tres fanfarrias (Fanfarria para un nuevo teatro, de Stravinsky, Fanfarria para St. Edmundsbury, de Britten, Fanfarria para preceder La Péri,  de Dukas, y Fanfarria para el hombre corriente, de Copland), en las que se pudo comprobar la brillantez de los instrumentistas de viento de la formación sinfónica. Estas breves composiciones fueron expuestas como corresponde, con potencia, redondez en el sonido, conjunción y empaste y el espíritu jubiloso que las caracteriza.

Dos obras de más enjundia completaban el programa: la Sinfonieta de Ernesto Halffter, obra importante, vistosa, con influencias y recuerdos de músicos españoles y de Stravinsky, y la Sinfonía italiana de Mendelssohn, intensa, luminosa, vitalista y apasionada. En ambas Lucas Macías planteó una lectura brillante y colorista, destacando dinámicas y acentos y exponiendo los distintos planos sonoros con claridad y el adecuado nivel de preeminencia. El público, que llenaba las dos salas (la principal y que ofrece las sesiones en transmisión directa), aplaudió con intensidad, incluso reclamando una obra fuera de programa, que no llegó a concederse.
 Dos
Dos momentos del concierto (Fotos: Dolores Iglesias. FJM)
Aunque quizá sea pronto (emitir un juicio a partir de una única audición siempre es arriesgado), me pareció que la nueva sala “suena” estupendamente. El sonido llega con claridad; se distinguen todos los detalles, no se mezclan ni los planos sonoros ni los timbres y la potencia de instrumentos y familias se nota perfectamente. Por lo escuchado ayer, el sonido resulta luminoso, brillante y limpio. Puede decirse que el objetivo de mejorar la acústica se ha conseguido. Más adelante tendemos ocasión de comprobar los resultados en espectáculos líricos y de cámara; lo visto y escuchado en el concierto inaugural merece nuestra felicitación. ¡Enhorabuena!.

Rafael Hernando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario